Reflexiones sobre el mercado laboral, las nuevas tecnologías y los robots inteligentes















Estimados compañeros, a estas alturas, supongo que muchos de los que me conocéis sabéis que soy una mente insistente, a veces demasiado, y que me apasiona reflexionar - sobre todo si está relacionado con mi trabajo-. Así que imagino, que con los que he debatido últimamente sobre éste tema, ya intuís por dónde van a ir los tiros... ¡Efectivamente! ¡La intención es continuar nuestro apasionante debate!

Casualmente, me he tropezado con una noticia que quiero compartir con vosotros (ver link 1). A primera vista puede parecer que no tiene relación, pero está muy vinculada a la incorporación masiva de las nuevas tecnologías; un asunto realmente relevante si se tiene en cuenta nuestra querida labor; la inserción y la orientación laboral.

Pues bien, la noticia es un buen ejemplo de lo que creo que está pasando. La "amígdala" de la cuestión es que Internet y las Nuevas Tecnologías (NNTT) hacen posible que los sectores sean más eficientes -la banca es un caso muy claro-, consiguen "más" con "menos", o lo que es lo mismo: "ganan más dinero con menos trabajadores" (ver gráfica del link 2).

Creo que la tendencia durante los últimos años, es más de lo mismo de lo que empezó en la primera revolución industrial. Lo novedoso, es que con la llegada de Internet, las NNTT y los robots inteligentes; las máquinas suben un escalón en su eficiencia y autonomía. Muchas ya no necesitan ni ser conducidas -ahí están los drones-. 

La otra novedad, es que durante la primera revolución industrial se proyectaba el crecimiento económico sobre una idea errónea; pensar que los recursos naturales eran ilimitados. Hoy sabemos que las nuevas lineas de negocio estarán vinculadas a la sostenibilidad o no estarán. Eficiencia y sostenibilidad se unen por necesidad.

Con estos mimbres, pienso que aunque aparezcan nuevas profesiones -que ahora no existen ni imaginamos-, no compensarán los puestos de trabajo que se están destruyendo ¡y más teniendo en cuenta que la población mundial no deja de crecer!.

Por eso, barajo la posibilidad, que en el futuro tengamos que hacernos a la idea, que habrá gente que tendrá que vivir -y ser feliz- sin poder trabajar, o trabajando muy poquitas horas. En otras palabras, el  "Sistema" al ser más eficiente y necesitar menos mano de obra, creará un paro estructural inabsorbible, con lo que tendrá que financiar a esa población con alguna fórmula nueva - tal vez una especie de Renta Básica- porque será incapaz de ofrecer empleo a todas las personas en edad laboral a la vez.

En fin, éste es un debate rabiosamente candente, y como profesionales vinculados al mercado de trabajo, es bueno – incluso necesario, diría yo- que reflexionemos sobre "cómo" está evolucionando y "cómo" condiciona esto el futuro de nuestro colectivo de trabajadores desocupados.

Quiero dejar claro que no estoy en contra ni de las NNTT, ni de Internet, ni de los robots inteligentes. Sólo pretendo provocar la reflexión sobre la nueva revolución tecnológica que estamos viviendo -algo histórico- , porque como diría Genís Roca: "en la Historia de la humanidad, sólo ha habido dos o tres revoluciones tecnológicas. No más. Y ésta, es la primera que combina un cambio en cómo trabajamos y en cómo trasferimos el conocimiento. Algo que no se había dado nunca antes".

Internet es algo muy gordo ¡y sólo estamos en el minuto uno de la película!








Publicado por: Alejo Cabeza




No hay comentarios: